27 nov. 2010

Elsa Morales, sentida desde el tiempo

La finalidad del arte es dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas. Aristóteles 
Los fenómenos se perciben reflejados en el soporte utilizado para su expresión: espacios en un lienzo, en un encuadre; tiempos envueltos en la no materia, concretizados en el video, en el cine, en los sonidos, en la música, en la palabra oral, etc. En el cine el espacio es percibido a raíz de su composición en el tiempo: se integra pulso, ritmo, el cuándo del momento, la vinculación de gestos y desplazamientos, la acentuación y tono de la voz, la presencia del silencio… para llegar al tema profundo. El soporte es el movimiento y a su vez es pincel, color, martillo y cincel.

Es en este espacio-tiempo-movimiento donde Elsa Morales se me presenta, infinita e incalculable, sus propios trazos espaciales fueron develando los trozos temporales. El arte permite explorar flotando, pintar a Elsa Morales en el tiempo significó esculpirle cuerpo pero también dirigirle esencia, espíritu y explorar un punto de vista evocador.
El telón del tiempo se abrió para lanzar pedazos de estructura que desde la conexión fílmica-video gráfica más intensa descubre y revela dominante su “pintura femenina” (Perán Erminy). Lo femenino como símbolo de lo delicado, transparente y ligero, contornos que dibuja desde un punto y línea para el círculo; grande, amplio, enorme y profundo, como profunda sus “miradas penetrantes” (Francisco Da Antonio).
Su selección de colores, extrayéndolos de la gama más amplia de las intensidades, en oportunidades los pincela al servicio de una multitud de figuras que con fuerza muda emite un grito de dignidad, en otros casos los combina en ideograma: ave, arma = grito en silencio. Con un pedacito trasluce el todo, y el todo es el amor, Da Antonio expresa a propósito de otra dominante: “el gran capítulo del amor”. Y desde lo genuinamente humano captando lo espiritual de las cosas materiales y abstractas, vinculando lo sagrado o misterioso con el gesto de sus acentuadas y poderosas líneas, en algunos casos lisas, ininterrumpidas, figurativas y en otras vibrantes, rítmicas y abstractas. Hurgar meticulosamente para moldear el tiempo-espacio dinámico experimentando sus vibraciones interiores con el fin de proyectar una otra dimensión, que está en sus cuadros, en sellos sonoros no melódicos, en el flotar de sus huellas en el aire; no es palpar lo ordinario sino vincularse a través de lo sensitivo y explorar lo conocido desde las sombras luminosas.
Ella se muestra expuesta en sus obras y se demuestra en la naturaleza. La luna inmensa, real, que aparece al final en el documental se hizo incorporar habiendo aparecido de golpe una noche y siendo testigo de lo que ocurría con sus imágenes y sonidos, deslumbrándolo todo, ordenando con su hechizo ser grabada. Y así se hizo.
Este es un documental dirigido, en mi caso, en base a una realidad no palpada sino en base a sensaciones profundas que vienen dictadas desde la intemporalidad del movimiento y de las abstracciones, desde las más recónditas raíces de la plástica, del ritmo poético silencioso y de las sonoridades transparentes y femeninas.                          
Caracas, 2008


(por Lucía Lamanna para la exposición en homenaje a la artista plastica Elsa Morales y proyección del documental "Elsa Morales" en el marco del III Festival de Boleros, Nuevos Valores de Mar  del 1º al 08 julio 2010, estado Vargas)

26 nov. 2010

Del espacio pictórico al espacio movimiento y fragmentado

por Lucía Lamanna
El hecho de dirigir un relato en  la disciplina fílmica
o audiovisual  nos confronta
con la esencia del ver y del mover.


Si investigamos  la raíz griega, descubrimos que  Cinematografía es Dibujar o Escribir con el Movimiento y  que Video, en su raíz latina, significa Veo.

Podría pensarse  que nuestro accionar frente a lo visual es ver lo visible en la imagen, y que ésta es total. Pero no es así como hoy día la vivimos; la  imagen en su concepto más amplio  y laxo, se extiende a las imágenes sonoras y a las imágenes sinestésicas.

Cuando observamos meticulosamente un espacio pictórico a través de la audiovisualización exploramos en su ser,  buscamos darle una orientación y esculpirle cuerpo, nos retroalimentamos a través de varios estímulos, los más inmediatos: las miradas y movimientos que la pieza nos re-envía, el artista en sí mismo, las informaciones y expresiones que otro ser humano tiene de esa pieza y del  artista; y de este modo logramos, en parte,  percibir una armonía videosonora en correspondencia con nuestro entendimiento.



El movimiento es  herramienta, es lienzo y dinámica que permite fragmentar el espacio en diversos ángulos y expone una totalidad de componentes como conjunto que no sólo impresiona a la retina del ojo o al tímpano del oído sino que se deja sentir en la atmósfera de lo invisible.


Sentimos en piel una moción, una emoción, una re-moción, que se hace “percibible” y entendible en una atmósfera que, invisible,  recorre nuestro cuerpo.

He aquí la correspondencia entre el espacio pictórico y el espacio dinámico audiovisualizado: el carácter de invisibilidad. Toda pieza pictórica incluye el movimiento dentro de sus componentes, un movimiento no percibido en el tiempo físico sino en las tensiones dinámicas que se generan entre la interacción de  sus componentes, por ejemplo: formas con respecto al borde del lienzo, o colores con respecto a sí mismos, o con respecto  a la ubicación de otros componentes como la luz,  la línea.


Con las  piezas videosonorizadas o fílmicas que realizamos podemos acceder en la interioridad de los espacios, atmósferas, movimientos que viniendo desde una dimensión de punto y línea sobre el plano son redimensionadas y poetizadas en el volumen cinemático.

testimonio (por publicar)

http://conartedevenezuela.com.ve/correo_cultural/index.php/2010/07/elsa-moralessentida-desde-el-tiempo/ 


...Y se deja testimonio para la historia que de no ser por el aporte creador y coproductor de Lucía Lamanna y la co-producción de Cotrain en manos de Liliane Blaser, actividades todas desinteresadas, nunca hubiera existido este documental para su proyección.